Actualidad

todo lo que se sabe de la nueva variante del COVID-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó que la aparición de una nueva variante del SARS-CoV-2 denominada como ómicron, la que encendió todas las alarmas de la comunidad científica y de los gobiernos ante el posible impacto que generaría en la pandemia de COVID-19.

De forma preliminar, el organismo internacional explicó que “las evidencias preliminares sugieren un mayor riesgo de reinfección con esta variante, en comparación con otras”.

“Esta variante tiene numerosas mutaciones, algunas de las cuales son de preocupación”, añadió la entidad, que aún desconoce los impactos de la nueva forma del coronavirus en contagiosidad, en la virulencia o sintomatología de la enfermedad o el impacto en la inmunidad adquirida por la infección natural o la vacunación.

Las informaciones sobre esta mutación del virus generaron una reacción en bloque de la mayoría de los países, que aplicaron restricciones a los países en donde se detectaron los primeros casos, todo esto en medio del alza en los contagios en toda Europa, la que está golpeando principalmente a la población no vacunada.

Descubrimiento

El primer anuncio sobre la variante ómicron fue entregado este miércoles 24 de noviembre por la Plataforma de Innovación en Investigación y Secuenciación de KwaZulu-Natal (KRISP), una institución científica de Sudáfrica. Tulio de Oliveira, uno de los encargados del estudio, entregó detalles sobre la B.1.1.529 (nombre inicial que recibió la cepa).

Por el momento no existen datos sobre su origen, aunque los primeros reportes mencionan que habría surgido en Sudáfrica, el país más golpeado con la pandemia en África y que tiene una tasa de vacunación de solo el 28%. También se mencionó a la nación vecina de Botsuana como posible cuna de la variante.

Las mutaciones

“La variante nos sorprendió, tiene un gran salto evolutivo, muchas más variantes de las que esperábamos, especialmente después de una tercera ola de (variante) delta muy severa”, expresó De Oliveira al momento de anunciar la variante.

En efecto, la ómicron cuenta con más de 30 mutaciones en la proteína clave de la espiga. En el detalle, el dominio de unión al receptor (que es la parte del virus que hace el primer contacto con las células de nuestro cuerpo), tiene 10 mutaciones en comparación con solo dos para la variante delta, que actualmente es la predominante en casi todo el mundo.

Efectividad de las vacunas

La capacidad de transmisión y la virulencia de esta nueva variante aún son materia de estudio, al igual que la efectividad de las vacunas, que deberá ser analizada en detalles por los propios laboratorios fabricantes.

Pfizer señaló que “en dos semanas más” tendría los primeros datos sobre la eficacia de su fórmula. AstraZeneca también puso en marcha su investigación para probar su vacuna.

Los fabricantes tienen confianza de que los sueros podrán cumplir con la misión de prevenir la enfermedad grave por COVID-19, tal como lo han hecho con la circulación de otras mutaciones de preocupación como la alfa, gamma y beta, que prácticamente desaparecieron con la propagación de delta.

Países que han confirmado casos

Hasta el momento, la presencia de la nueva variante ha sido reportada en Sudáfrica, Botswana, Bélgica, Hong Kong e Israel. En los tres últimos casos corresponden a personas con antecedentes de viajes al sur de África.

Debido a esto países como Estados Unidos, Alemania, Francia, Italia, Australia y Países Bajos han aplicado restricciones o derechamente han suspendido los vuelos de viajeros procedentes de naciones como Lesoto, Botsuana, Zimbabue, Mozambique, Namibia y Eswatini (antigua Suazilandia). 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *